Esta es la transcripción completa de las preguntas que me formularon para el artículo y sus respuestas:

 

El hecho de que un atleta sea  superdotado para un deporte en particular, en este caso Messi, ¿significa también que su cerebro presenta altas capacidades para la vida en general? ¿O no tiene por qué?

 

La inteligencia no se expresa de manera uniforme en todos los ámbitos de la actividad humana. Una persona que cuenta con gran cantidad de recursos en un área determinada (musical, motriz, matemática…) puede ser muy brillante en ese contexto específico, es lo que llamamos talento, pero no implica necesariamente que sea igual de eficaz en otros dominios. No obstante, también se debe tener en cuenta que las distintas capacidades que configuran la inteligencia interactúan entre si y están mutuamente relacionadas, y esto es igualmente cierto en la práctica de un deporte, donde además del uso de recursos cinético-corporales, también pueden intervenir otros factores como la velocidad de procesamiento, percepción sensorial, toma de decisiones, orientación espacial, automatización, etc. Harían falta más estudios para conocer el tipo de inteligencia que se activa en las actividades deportivas y su transferencia a otros ámbitos de la vida.

 

Si comparamos una persona con altas capacidades para un deporte, en el que sobresale de manera excepcional con respecto al resto de personas comunes, ¿se podría decir que esta persona tiene mayor nivel de inteligencia o que su cerebro presenta características peculiares que lo hacen más brillantes que otras personas?

 

Se podría decir que esa persona presenta un mayor nivel de inteligencia que el resto de la población en esa área de talento. La causa por la que algunas personas destacan de forma excepcional en un deporte se debe tanto a una predisposición genética como a una adecuada estimulación del entorno. Así, si una persona cuenta con ciertas habilidades naturales para destacar en un deporte (o en cualquier actividad) y en la expresión de dicha actividad obtiene buenos resultados, recibe un reconocimiento social y una satisfacción emocional, esto le motivará a seguir con esa actividad, y es el uso repetido y prolongado en el tiempo de estos recursos específicos los que van a permitir el desarrollo y la manifestación de ese talento excepcional. Es, por tanto, la actividad intelectual de la persona en interacción con el medio la que va configurando y estructurando el cerebro.

 

¿Cuándo se habla de superdotados nos referimos solo a personas con un alto nivel cognitivo en el ámbito de lo intelectual? ¿Pueden existir superdotados que lo sean en el plano de la motricidad física, coordinación motora visual, lateralidad, etc... aunque luego no sean brillantes en el tema intelectual?

 

Para evitar confusiones conceptuales, prefiero circunscribir el término superdotado al ámbito cognitivo ─entendido como aquella persona con un elevado nivel de recursos básicos en todas las áreas─, y reservar el término talento para aquellas personas que presentan una competencia excepcional en un ámbito más específico de la actividad humana (talento musical, motriz, matemático, social, emocional, lógico, etc.).

Como ya hemos comentado, una persona puede ser muy brillante en su área de talento (futbol, por ejemplo) pero no necesariamente en otros contextos (académico, por ejemplo), ya que la aplicación de los recursos intelectuales de la persona en una dirección específica puede propiciar una gran competencia en ese tipo de tareas, pero también puede limitar su progreso en otros ámbitos a los que no presta la misma dedicación.

 

Miguel Ángel, ¿un persona que nace con ciertas altas capacidades especiales, en este caso en aspectos del cerebro que le favorecen la coordinación y motricidad física, puede seguir entrenando esas capacidades? Es decir, las características mentales neuronales por las que a alguien se le considera superdotado, se pueden seguir entrenando en el tiempo?

 

No solo se pueden, sino que se deben entrenar. Las capacidades humanas se forman y estructuran en interacción con el medio. De nada serviría poseer esas aptitudes naturales si no se propicia su desarrollo y mantenimiento gracias al aprendizaje sistemático, el entrenamiento y la práctica. Las habilidades naturales solo son un proyecto de futuro, un talento en potencia; son los factores del entorno (junto a variables de personalidad) los que van a facilitar el desarrollo de ese potencial para que el talento pueda manifestarse en toda su plenitud.

 

 

¿Y alguien que no nace con ellas, con entrenamientos específicos, podría llegar a alcanzarlas, o esos talentos y maneras específicas del propio cerebro, son innatas?

 

El cerebro humano es más flexible y plástico de lo que se creía hace unos años. El entrenamiento sistemático puede mejorar el potencial intelectual de un sujeto… aunque siempre dentro de las limitaciones que los factores genéticos confieren a cada persona. 

 

Contacto

Miguel A. Funes

Psicólogo Col. núm.: 20581 (COPC)

C/ Rosselló, 17   Barcelona

 

Horario:  de 9:30 a 20:00

 

Para ponerse en contacto conmigo o concertar una cita, mande un correo electrónico a:

 

psicofunes@gmail.com

 

TODOS LOS DATOS DE CONTACTO AQUÍ

INCREÍBLES. EL GRAN DESAFÍO. Especial Niños

VIERNES 19/07/2013 A LAS 22:00 HORAS

PODÉIS VER LA PROMO AQUÍ

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER A ALEJANDRO EN SU DESAFÍO

¿TE HA GUSTADO? Si te ha gustado la página, te agradecería que lo compartieras en las redes sociales. Dale a Me gusta o Tweetea  ¡Ayuda a que otros la conozcan!

psicologos Superdotación y Altas Capacidades
Tiene instalado un bloqueador de ventanas emergentes. Esta aplicación web solo puede configurarse y mostrarse correctamente si el bloqueador está desactivado.